ILUMINACIÓN NÁUTICA LED

La iluminación náutica de LED es responsable de casi toda la claridad que encontramos a bordo de una embarcación, la iluminación ha ido evolucionando a través de los años, han pasado por distintas clases que van de las luces incandescentes convencionales, las cuales en la actualidad han quedado en un segundo plano, hasta las innovadoras luces LED que son las más utilizadas hoy en día. Este tipo de luces son la tecnología más reciente, caracterizadas por tener el menor consumo de energía, ser más duraderas y generar una mejor calidad de luz tanto dentro como fuera de las embarcaciones.luz-de-cortesia-3-led-estanca-carcasa-inox-1-335966_thumb_432x345.png

Tipos de Iluminación Náutica

Las luces eléctricas que se encuentran en una embarcación suelen tener poco consumo de corriente de forma individual, es la suma de consumos de las distintas instalaciones de iluminación de los barcos modernos las que representan la mayor carga del barco, especialmente cuando las luces halógenas se encuentran repartidas a lo largo del techo en cabinas internas de embarcaciones de grandes esloras.

Aunque la iluminación náutica de LEDes la preferida por los marinos, actualmente existen en el mercado distintas tecnologías de iluminación náutica, entre las que destacan las ahora en desuso bombillas incandescentes, las bombillas halógenas, las cuales son una evolución de las incandescentes que aportan una luz más eficaz, pero que generan más calor; luego están las xenón, las fluorescentes y finalmente las Light EmitingDiode mejor conocidas como LED.

Es importante aclarar, que los halógenos y las luces de xenón cuentan con un filamento encapsulado dentro de un cristal que contiene un gas inerte, este puede ser Argón, Nitrógeno, Kriptón o Xenón, dicho filamento puede llegar a una temperatura mucho más alta que uno normal, generando una luz más blanca para un consumo eléctrico igual. Mientras que la  iluminación náutica de LED no solo consume menos energía, sino que además no genera tanto calor.

Iluminación náutica de LED

La palabra LED se origina en las iniciales inglesas de Light EmittingDiode lo que significa, diodo emisor de luz. Pueden conseguirse en cualquier color puro como rojo, azul, amarillo y verde.

LED driver: es un semiconductor altamente sensible a la tensión. Es importante que la iluminación náutica de LED cuente con un regulador de corriente denominado como drivers. Las luces LED no solo son más eficientes que una lámpara de bajo consumo, también se caracterizan por no causar daños al medio ambiente.

Ventajas de utilizar la tecnología de iluminación LED a bordo

Es evidente como muchas de las luces que se usan actualmente para mantener iluminado el interior de las embarcaciones e incluso áreas cercanas utilizan tecnología LED, por eso es válido preguntarse ¿Qué es la tecnología LED?

Se trata de un sistema de iluminación duradero, de bajo consumo, muy bajo voltaje, flexible y ecológico. Actualmente los  sistemas de iluminación apuestan por esta tecnología que será la principal fuente de luz del futuro. Cada año aparecen en el mercado LED mejores, más eficientes, luminosos, seguros, cómodos de usar y, paralelamente a un uso más extendido, más económicos.

Ventajas de utilizar la tecnología de iluminación LED a bordo

En las Tiendas Nauticas de Nova Argonautica no se han quedado atrás y esta tienda de artículos náuticos con miles de clientes en varios países cuenta con muchos sistemas o elementos de iluminación que utilizan esta tecnología que entre otras cosas, nos ayuda con el ahorro energético. Los LED consumen menos por generar luz a partir de un proceso más eficiente. Por ejemplo la incandescencia se basa en calentar un filamento de tungsteno hasta que emita radiaciones visibles. Este proceso emite radiaciones infrarrojas (calor) que no resulta útil. El LED está basado en la electro luminiscencia, un fenómeno que no emite infrarrojos y por esto es más eficiente.

Otro elemento a resaltar de las luces LED es lo duraderas que son las luces. Las bombillas LED no tienen filamentos u otras partes mecánicas de fácil rotura y fallo por “fundido”. No existe un punto en que cesen de funcionar, su degradación es gradual a lo largo de su vida. Se considera una duración entre 30.000 y 50.000 horas, hasta que su luminosidad decae por debajo del 70%, eso significa entre 10 y 30 años en una aplicación de 10 horas diarias 300 días/año, reduciendo los costes de mantenimiento y remplazo.

Un ejemplo de esta tecnología a bordo lo tenemos en este proyector marino de 8 LED para exteriores, que puedes adquirir y te brindará una luz muy agradable y como hemos dicho antes, con muchas ventajas a largo plazo para mantener tu embarcación e incluso alrededor con suficiente visibilidad para vigilar todo, darte un baño cuando está un poco oscuro… Además de todo lo anterior, las lámparas LED son más resistentes a los golpes. Como puedes ver, todo es ganancia con estas bombillas, quizás sea hora de actualizar la iluminación en tu barco ¿no te parece?